Xavi lanza un discurso tóxico tras caer en Múnich: no se lo creen ni sus jugadores

Xavi lanza un discurso tóxico tras caer en Múnich: no se lo creen ni sus jugadores

14/09/2022

| Eduardo Martín

El Barcelona salió derrotado por 2 a 0

El Barcelona tenía este martes ante el Bayern de Múnich el primer examen de nivel. Es cierto que tras el pinchazo en la jornada inaugural ante el Rayo Vallecano, el resto de partidos los había sacado sobradamente. También el duelo en Champions ante el Viktoria Plzen, un rival de menor entidad, pero los alemanes ya eran un club de primer nivel, que iban a demostrar dónde estaban realmente los culés y si podrán competir por todo.

Y en el Allianz plantaron cara durante la primera mitad, de hecho, tuvieron ocasiones para adelantarse, pero su falta de puntería, especialmente de Lewandowski y Pedri, les acabó condenando. Los germanos también tuvieron sus ocasiones, pero fue tras el paso por vestuarios cuando Lucas Hernández y Sané dieron dos zarpazos prácticamente seguidos que dejaron noqueados a los blaugranas. Estaban siendo dominados tras el descanso.

Aunque trataron de reducir distancias, tampoco tuvieron grandes ocasiones, más allá de otro fallo clamoroso de Pedri delante de Neuer que la envió fuera. Esta vez no fueron 3, ni 8, los goles que recibieron, pero sí que acabó el partido con un 2 a 0 que hace pensar si realmente están preparados para competir al máximo nivel, o si por el contrario es un equipo en construcción, al que estas empresas le quedan grandes.

Seguramente la imagen que den frente al Inter y en el partido de vuelta en el Camp Nou, sean los que saquen conclusiones definitivamente, pero de momento lo que podemos constatar es que el primer equipo fuerte que les ha hecho frente, sin olvidarnos del Rayo, con el que empataron a cero en casa, ha sacado a relucir sus carencias, sobre todo defensivas, mostrándose débiles en las marcas en el primer gol, y sin contundencia en el segundo.

Pero, tras el partido, Xavi no dudó en lanzar un discurso tóxico. Habían caído en Múnich, pero sus palabras parecían diferentes, hasta tal punto que no se lo creen ni sus jugadores. Es cierto que aseguró que "estoy cabreado, no me gusta perder", algo que parece lógico, y si no, sólo hay que ver sus caras durante el partido, viendo las ocasiones que fallaban mientras los muniqueses empezaban a pasarles por encima sin ninguna dificultad.

Sin embargo, el egarense debió ver otro partido, ya que no tuvo reparos en asegurar que “hemos sido mejores que el Bayern, les hemos dominado, les hemos sometido", quizás sin percatarse de que les había faltado contundencia en las dos áreas, y que esto es fútbol y gana quien más goles hace. Y es que no anotaron ninguno y encajaron dos, dando la sensación de que cuando el conjunto bávaro apretó de verdad, no pudieron parar sus ofensivas.


Lejos de hacer autocrítica y tratar de solucionar los errores, vuelven a sacar pecho en una derrota. Algo que ya hicieron, celebrando una derrota en la Supercopa de España contra el Real Madrid. Se están acostumbrando a este tipo de actos, más propios de un equipo que se confirma con quedar entre los cuatro primeros para jugar Champions cada temporada, que de los que luchan de verdad por los títulos.

donDiario
donDiario
donDiario