ES NOTICIA Home Primer equipo

Ni Yoro, ni Wirtz: Florentino se aproxima a su gran prioridad de mercado para el Real Madrid

El presidente blanco podría cerrar otro de sus traspasos deseados

Florentino Pérez aspira a un fichaje más

Florentino Pérez aspira a un fichaje más

La planificación deportiva del Real Madrid sigue su curso, buscando los futbolistas ideales para completar el proyecto deportivo actual.

El Real Madrid ha conseguido lo que parecía imposible con la incorporación de Kylian Mbappé como agente libre. Pero el arribo del atacante de Bondy al vestuario del Santiago Bernabéu no sería el único fichaje previsto por los ejecutivos blancos para el presente mercado estival de pases: el nombre de Leny Yoro suena todavía con mucha fuerza.

Las hipotéticas negociaciones con el LOSC Lille, después de una férrea resistencia de les dogues a dejar marchar a su máxima estrella bajo las condiciones económicas propuestas por el Real Madrid en la cuestión del tránsfer estarían más cerca que nunca de arrojar un resultado acorde a las previsiones de la junta directiva merengue.

Algo similar podría ocurrir en otra de las operaciones prioritarias pendientes en las oficinas de Valdebebas: el traspaso de Alphonso Davies. Buscando consolidar el relevo generacional en el lateral izquierdo, el ‘19’ canadiense del Bayern de Múnich se antoja como el candidato ideal para recoger el testigo de Ferland Mendy… aunque los mandamases bávaros también se opongan fervientemente a esa idea.

El final está próximo

Los últimos rumores a este respecto señalaban que Davies, sin visos de renovar por el Bayern de Múnich, podría permanecer en el Allianz Arena: de esa forma agotaría su contrato y recalaría en el Santiago Bernabéu como agente libre. Sea como fuere, ese plan nunca llegará a buen puerto según la información de Kicker.

La revista deportiva alemana ha señalado que “es más probable que nunca que el canadiense abandone el Bayern Múnich este verano”, lo que significa que los mandamases bávaros se verán ‘obligados’ a negociar bajo las exigencias económicas de un Florentino Pérez que no está dispuesto a ofrecer más de 35 millones de euros por el futbolista norteamericano.