Ni un euro: lo más sucio (y grave) que le podía hacer Leo Messi al Barça

Ni un euro: lo más sucio (y grave) que le podía hacer Leo Messi al Barça

17/06/2022

| Carlos Morales

El argentino puede destrozar a los culés

El nombre de Leo Messi sigue estando muy presente en la Ciudad Condal. Algunos piensan que cuando acabe su aventura en París, regresará al Barcelona para acabar su carrera en el Camp Nou. Incluso habían soñado con que eso se produjera este mismo verano. Pero lo cierto es que está muy lejos de convertirse en realidad, ya que el argentino parece haber olvidado todo aquello que decía de sus sentimientos culés, y el cariño que tenía al club.

Lo vimos la temporada pasada, cuando en su despedida lloraba porque no pensaba que las cosas iban a salir así, y aseguraba que nadie del club le había pedido bajarse el sueldo, mientras que todo el mundo sabía que era imposible inscribir la millonada que había cobrado los últimos años, y que por supuesto quería mantener, a pesar de que algo sí que se lo había recortado.

Y es que, aunque él ha asegurado que lo que más le importaba era el fútbol, y ha pregonado a los cuatro vientos su amor por el conjunto azulgrana, lo cierto es que su lista de prioridades la encabeza el dinero, ya sólo por el astronómico sueldo que ha estado cobrando en el Camp Nou, y que ha contribuido a que el equipo esté en la dramática situación económica que está, sino porque tampoco les va a perdonar ni un euro de lo que le deben, y eso es mucho dinero.

Todo viene, a que todavía se le debe dinero del generoso contrato que le firmó Bartomeu en 2017. Y Laporta, los pagos que ha ido realizando desde que se hizo cargo del club, no han ido destinados a subsanar esta deuda, quizás pensando que se apiadaría del club que tanto ha querido siempre, y que por lo menos les pagaría una parte, pero todo lo contrario, no les va a perdonar nada, ya que quiere cobrar íntegro todo lo que se le debe.

Así, la cantidad superaría los 73 millones de euros, y es un golpe directo a la planificación de la próxima temporada, ya que una parte la pagarían antes del 30 de junio. Para haber llegado a una cantidad tan desorbitada que le deben, una parte sale del salario de la temporada 2020-2021, así como sus derechos de imagen de ese mismo curso, el de la pandemia, que acordó diferirlos, en vez de renunciar a ellos, quiso cobrarlos más tarde.

Por otro lado, también se le debe la mitad de la prima de fidelidad y de suscripción que Bartomeu le firmó en su generoso contrato de 2017, y que el Barcelona lleva arrastrando desde entonces. Por último, las variables de la última campaña que estuvo en la Ciudad Condal, por jugar el 60% de los partidos7, clasificarse para la Champions o llegar hasta los octavos de final en dicha competición europea, también accedió a diferirlos. La suma total de todo ello da 73,4 millones de euros que los azulgranas todavía deben a Messi.


Y como decimos, el argentino no quiere hacer un favor al club de sus amores, que tan mal lo están pasando en lo económico y en lo futbolístico, y no piensa perdonarles ni un solo euro. Algo muy sucio y grave, para un jugador que siempre presumía, ahora sabemos que falsamente, de sentimiento culé.

donDiario
donDiario
donDiario